» ACTO DEL PARTIDO SOCIALISTA DE LA BOCA POR EL 140º ANIVERSARIO DEL BARRIO Y DEL NACIMIENTO DE PALACIOS»

El próximo sábado 28 de agosto a las 17.30 horas en el local del Partido Socialista , se entregarán las menciones «Alfredo Palacios» a la labor social y cultural por el barrio de La Boca a los siguientes homenajeados:

Gregorio Traub, Fotógrafo e Historiador, Beatriz Anselmi, Artista Plástica y Profesora de Bellas Artes, Lidia López del Comedor y Club «Esperanza de La Boca» y Stella Maris Todaro, Militante de la salud.

Estan todos invitados, Martín Rodriguez 933

partidosocialistaciudad@gmail.com

» EL PRE CONSEJO CONSULTIVO DE LA COMUNA 4 ESTRENÓ BLOG»

La Comisión de Comunicaciones del Pre-Consejo Consultivo de la Comuna 4, estrenó blog. Y en el mismo quienes tienen interés en el proceso de comunas, podrán encontrar todas las actividades de las comisones, ver comentarios, las actas de las reuniones anteriores y saber donde y cuando serán las próximas convoctorias.

Además podrán encontrar enlaces de interés de las distintas organizaciones y sitios de la comuna 4

www.cccomuna4.blogspot.com

» LA COMUNIDAD SANTIAGO APÓSTOL DE LA BOCA PARTICIPARÁ DE LOS FESTEJOS DEL 75 ANIVERSARIO DEL CONGRESO EUCARÍSTICO DE 1934″

A continuación transcribimos una importante noticia que salió publicada en el «noticiero santiaguista» que edita y difunde Roberto Naone, de La Comunidad Santiago Apóstol de La Boca.  La misma consiste en la particpación de la Comunidad en los festejos del 75 aniversario del Congreso Eucarístico Internacional.

Palermo, Ciudad de Buenos Aires, Viérnes 27 agosto 2010 hora 10:00
RECORDACIÓN 50 AÑOS DE LA GRAN MISIÓN DE BUENOS AIRES
10:00 Avenidas Del Libertador y Sarmiento
11:00 Parroquia Sagrada Eucaristía. Av. Santa Fe y
Uriarte

A 50 años de la Gran Misión de Buenos Aires

Organizado por la Vicaría Zonal Flores, cuyo vicario episcopal es
monseñor Luis Alberto Fernández, con la colaboración de la Junta de
Historia Eclesiástica Argentina, preside el presbítero Luis Alberto
Lahitou, la arquidiócesis porteña se prepara a celebrar los 50 años de
la Gran Misión de Buenos Aires y del Primer Congreso Mariano
Interamericano.

El acto central tendrá lugar el viernes 27 a las 10, en la intersección
de las avenidas Del Libertador y Sarmiento, donde se bendecirá e
inaugurará el monumento recordatorio del 75º aniversario del XXXII
Congreso Eucarístico Internacional celebrado en Buenos Aires en 1934;
también recordatorio de la Gran Misión de Buenos Aires y del Primer
Congreso Mariano Interamericano.

El acto contará con la presencia del nuncio apostólico, monseñor Adriano
Bernardini; del obispo auxiliar y vicario general de la arquidiócesis de
Buenos Aires, monseñor Joaquín Mariano Sucunza; de los obispos
auxiliares de la arquidiócesis; de autoridades del gobierno de la ciudad
de Buenos Aires y de miembros de la Legislatura porteña.

De 11 a 13, en la parroquia Sagrada Eucaristía (avenida Santa Fe y
Uriarte), habrá un acto académico en recordación de la Gran Misión de
Buenos Aires, en el que el presbítero licenciado Luis Alberto Lahitou
resumirá las actividades de la Gran Misión y del Congreso Mariano
Interamericano. Posteriormente se presentará un video en el cual se
muestra la construcción del altar monumental y el cierre del Congreso
Mariano.

El encuentro concluirá con las palabras de padre Jesús Matute Bartolomé,
de La Rioja, España, quien fue uno de los misioneros que vino
especialmente de España para participar en la Gran Misión de Buenos
Aires.

Finalmente, el domingo 29 de agosto, a las 10, se celebrará una misa en
recuerdo de estos acontecimientos eclesiales en la basílica nacional de
Nuestra Señora de Luján, donde se bendecirá y colocará una placa,
testimoniará el 50º aniversario de la primera visita de la auténtica
imagen de la Virgen de Luján a la ciudad de Buenos Aires.

Los antecedentes de La Gran Misión

En 1960 la ciudad de Buenos Aires vivió una movilización espiritual como
nunca antes se había visto. Se llamó la “Gran Misión de Buenos Aires”,
que abarcó además de la capital federal, los partidos del Gran Buenos
Aires comprendidos en las actuales diócesis de Avellaneda-Lanús,
Quilmes, Lomas de Zamora, San Justo, Gregorio de Laferrere, Morón,
Merlo-Moreno, San Martín y San Isidro.

Una meticulosa organización, cubrió toda esta región con centros de
misión instalados en parroquias, capillas, centros vecinales y clubes
barriales. Varios centenares de sacerdotes y numerosos obispos venidos
del interior del país, de países de Iberomérica y de España, fueron
distribuidos en esos centros de misión, muchos de los cuales con el
tiempo devinieron en nuevas parroquias.

Los misioneros también realizaron visitas a los enfermos en los
hospitales, a los privados de libertad en las cárceles, y a todos los
que de algún modo estaban necesitando la presencia de Cristo en sus
vidas.

La Gran Misión fue puesta bajo el maternal patrocinio de la Santísima
Virgen en su advocación de Nuestra Señora de Luján, por lo que una
multitud de réplicas de su imagen fueron llevadas por los misioneros a
plazas, calles, hogares, hospitales, cárceles y escuelas religiosas.
Asimismo se acuñaron miles y miles de botones con la imagen de la Virgen
de Luján teniendo como fondo la Cruz del Congreso Eucarístico
Internacional, que lucieron en sus pechos miles de argentinos hasta
durante muchos años después de la Misión.

Primer Congreso Mariano Interamericano

Casi simultáneamente con esta Gran Misión, duró en sus tres etapas de
septiembre a noviembre, se realizó en octubre de 1960 el Primer Congreso
Mariano Interamericano, acontecimiento diera lugar a una serie de
grandes celebraciones en un altar monumental, levantado en el mismo
lugar del Congreso Eucarístico Internacional de 1934, en el cruce de las
avenidas Del Libertador y Sarmiento en la zona de los bosques de
Palermo.

Se encomendó al arquitecto Amancio Williams la ejecución de un escenario
adecuado a los fines de los actos del Congreso y éste diseñó una
pirámide que envolvía al Monumento de los Españoles, junto al cual se
erigió una airosa cruz de acero. La gigantesca pirámide, de caras
triangulares se recubrió de láminas de acrílico de colores azulados y,
en medio de los cuatro frentes, una imagen monumental de Nuestra Señora
de Luján.

El aspecto del conjunto, imponente por sí mismo, sin embargo fue opacado
por otra presencia mucho más significativa al conjunto escenográfico, la
presencia de numerosos prelados venidos de las diócesis del país y del
extranjero, como la presencia del legado pontificio, y las multitudes de
sacerdotes, seminaristas, niños y fieles.

La estrella de esa convocatoria popular fue un simple y sencillo
acontecimiento: después de 330 años, por primera vez la imagen auténtica
de la Virgen de Luján volvía a transitar las calles de la región. La
misma antes había recorrido las polvorientas calles de la aldea colonial
en el seno del buche de una carreta, escondida dentro de un simple
embalaje de madera, ahora reaparecía en toda su majestad en medio del
pueblo la aclamaba.

En una carroza autopropulsada, bajo un sencillo baldaquín dorado,
cubierta de flores del pueblo que la aclamaba, pasó por buena parte del
territorio misional y fue recibida oficialmente en la plaza de Mayo.

La presencia de las autoridades religiosas, civiles y militares y de la
feligresía marcó un nuevo hito en la historia de las reuniones
religiosas en Buenos Aires, pareció nadie quiso quedarse fuera de ese
encuentro con la Madre de la Patria, cuando venía nuevamente a la gran
ciudad.

Mientras se desarrollaron los actos de la Misión la sagrada imagen los
acompañó con su presencia y retornó a su santuario de Luján en el mes de
noviembre. La Gran Misión concluyó en noviembre, mientras la Iglesia en
la Argentina y en el resto del Mundo estaban pendientes de los trabajos
iniciales del Concilio Ecuménico Vaticano II.

Buenos Aires, 5 Ago. 10 (AICA)

» FIESTA DEL CIRCUITO EN GIRA»

 El Domingo 29 de Agosto a las 15 horas en Montes de Oca  y Brandsen, Plaza Colombia  se realizará la » Fiesta del Circuito en Gira».

Esta actividad se realiza dentro del marco de la semana de barrcas y se presentará «Cambio climático o recalentamiento barrial» de la murga «LOs descontrolados de Barrcas» y actuará la banda de vecinos «El circuito en banda»

Estas actividades se encuentran dentro del regimen Mecenazgo Buenos Aires y son patrocinadas por Fundación Metrogas

Informes y Contacto:4-302-6825  www.ccbarrcas.com.ar

» ACTO DEL ATENEO POPULAR DE LA BOCA EN ADHESIÓN AL MES DE LA BOCA»

El próximo Sábado 28 de Agosto a las 18.30 horas se llevrá a cabo el acto en adhesión al mes de La Boca organizado por el Ateneo Popular de La Boca, el cual consistirá en dos eventos de temática boquense.

Primeramente se presentará un nuevo número de «Aportes» titulado «Saneamiento de la Cuenca Matanza-Dock Sud» trabajo del Dr. Santiago Besuschio sobre este tema tan importante para los habitantes del área de la ribera, la cual ha recorrido integramente para la realización de este trabajo.

Luego el Dr. Diego Barovero brindará una conferencia titulada » Los Caudillos de La Boca», sobre personajes tan peculiares como Pepe Fernandez y Nicanor Sagasta, cerrando con un brindis alusivo a los festejos.

Estan todos invitados

Ateneo Popular de La Boca: B. Perez Galdos 315- La Boca-Comuna 4

» FELIZ DÍA DE LA BOCA»

Feliz Día de La Boca!

Si hoy es el día de La Boca, y queremos compartir con Ustedes la alegría que nos une a quienes amamos este barrio tan especial de nuestra ciudad. Hoy compartimos un almuerzo de camaradería en «El Gallito» de José Iglesias, junto a Tito y Marta Scalese, Manuel Cordeiro y Roberto Naone.  Canelones, Pescado, lentejas, acompañados con gaseosas y flanes caseros y mamon con queso fueron nuestro menu, en este festejo.

Ahora compartimos unas breves líneas para que sepan algo mas de la historia de La Boca del Riachuelo:

El 25 de julio de 1870, la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires aprueba un proyecto que disponía la creación de un Juzgado de Paz en La Boca , separando su territorio del de Barracas. Al mes siguiente, el 23 de agosto, el Senado sanciona definitivamente la iniciativa. 

El 25 de agosto de 1870 el Gobernador Bonaerense don Emilio Castro promulga la nueva Ley N° 654 por la cual La Boca adquiere su propia AUTONOMIA con la creación de su Juzgado. El 29 de agosto se designa al Dr. Sebastián Casares como primer Juez de Paz del barrio.

El 23 de agosto de 1976, el Seminario y Archivo de Historia de La Boca del Riachuelo, fundado por el escritor Don Antonio J. Bucich y dirigido entonces por el Sr. Rubén Granara Insua, celebró por primera vez el “Día de La Boca ”.Desde aquel año se conmemora en esa fecha la autonomia del barrio, al separarse de Barracas y adquirir su porpia jurisdicción y limites. 

En el año 1870 La Boca del Riachuelo alcanzó la autonomía jurisdiccional. La populosa barriada ribereña supo tener una agitada actividad cívica.

El ochenta trajo consigo el enfrentamiento entre el Estado nacional y la provincia de Buenos Aires por la sucesión presidencial de Avellaneda y la federalización de la ciudad de Buenos Aires para establecer en ella la Capital de la República. Hubo revolución y guerra civil. En los avatares de la contienda se halló envuelta La Boca ya que fue territorio de algunos sucesos bélicos.

El siguiente es un extracto del artículo aparecido en Conexión 2000 y autoría de Norma Torello y Martín Scotto:

El 3 de febrero de 1852 las tropas del Gobernador de la Provincia de Buenos Aires Juan Manuel de Rosas son derrotadas por un ejercito federal al mando del General Justo José de Urquiza. Rosas debe exiliarse y Urquiza asume la Dirección Provisoria de las Provincias Unidas del Rio de La Plata , unificando bajo un gobierno nacional a las Provincias Argentinas, que desde 1822 se encontraban dispersas bajo el poder de sus gobernadores. 

Urquiza, entre sus medidas de gobierno, intentó sentar las bases para establecer en la Ciudad de Buenos Aires a la capital de la Republica Argentina , y en ese marco, dispuso la creación  de la  Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires el 2 de septiembre de 1952. La Municipalidad se asentaba sobre el esquema territorial de 11 parroquias que utilizaba la Iglesia Católica. Las 11 Parroquias eran Balvanera, Catedral del Norte, Catedral del Sud, Concepción, Monserrat, Piedad, Pilar, San Miguel, San Nicolás, San Telmo y Socorro. 

El 6 de mayo de 1853, el Congreso Constituyente Nacional sancionó una ley estableciendo que el territorio de la Ciudad de Buenos Aires estaba integrado por las once parroquias, y que cada una elegiría dos representantes llamados “municipales”. El funcionamiento de la Municipalidad estaba a cargo de varias Comisiones como las de Seguridad, Higiene, Educación, Obras Públicas y Hacienda. Cada Comisión se integraba con tres “municipales” cada una. Los miembros de las Comisiones serían elegidos entre los 22 representantes, provenientes en razón de 2 por cada parroquia.

Pero los planes de Urquiza y del Congreso Constituyente chocaron en todo momento con las autoridades de la Provincia de Buenos Aires que no querían ceder a la Nación los territorios de la Ciudad. Ello provocó la separación de la Provincia de Buenos Aires de la Confederación Argentina entre 1853 y 1862.

La escisión de la Provincia de Buenos Aires de la Confederación Argentina obligó al gobierno bonaerense a organizar la Provincia. El 11 de octubre de 1854, la Legislatura Provincial sanciona una ley por la cual se delimitaba el territorio y organizaba administrativamente a la Ciudad de Buenos Aires. Esta Ley, similar a  las normas dictadas por Urquiza y el Congreso Constituyente Nacional, también tomaba el esquema territorial de las once parroquias.

La Boca y Barracas formaron parte de la jurisdicción parroquial de San Telmo hasta el 30 de agosto de 1853, cuando la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires dicta la Ley N ° 591 por la cual crea el Juzgado de Paz de Barracas al Norte, designándose para ocupar dicho cargo a Don Juan Mildberg.  Es así que Barracas y La Boca se separan del Juzgado de Paz de San Telmo.

El 25 de julio de 1870, la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires aprueba un proyecto que disponía la creación de un Juzgado de Paz en La Boca , separando su territorio del de Barracas. Al mes siguiente, el 23 de agosto, el Senado sanciona definitivamente la iniciativa. Su artículo 1° establecía respecto de los limites de La Boca que:

«Se dividirá de Santa Lucía por la calle Defensa y su prolongación, pasando por entre las propiedades de Marín y Lavallol, hasta tocar con el Riachuelo del de San Telmo, por la calle Gral. Brown  (ahora Martín García) y el límite norte de los terrenos de Brittain y del pueblo de Barracas al Sud por el Riachuelo».

El 24 de agosto, el Presidente del Senado Dr. Andrés Somellera comunica al Gobierno provincial que:  «Tengo el honor de transcribir a V.E., la ley que ha tenido sanción definitiva en el Senado en la sesión de anoche».

El 25 de agosto de 1870 el Gobernador Bonaerense don Emilio Castro promulga la nueva Ley N° 654 por la cual La Boca adquiere su propia AUTONOMIA con la creación de su Juzgado.

El Decreto de promulgación de la ley señala que “Los comicios se efectuarán en el atrio del templo situado en la esquina de Olavarría y General Rodríguez”.

El 29 de agosto siguiente, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires designa por Decreto al Dr. Sebastián Casares como primer Juez de Paz de La Boca.

La autonomía posibilitó que el 21 de junio de 1871 se realizaran en el barrio los primeros comicios para elegir representantes “municipales” habiendo resultado electo Emilio Bunge para integrar el Consejo Municipal de la Ciudad de Buenos Aires.

DIA DE LA BOCA

La Ley N ° 944, sancionada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires el 5 de diciembre de 2002, instituyó al 23 de agosto como “Día del barrio de La Boca ”, en conmemoración a la creación de su Juzgado de Paz.

» AGUAFUERTES DE QUINQUELA MARTÍN»

Walter Santoro, Director Ejecutivo de Industrias Culturales Argentinas, Amigo y Artífice del Monumento a Benito Quinquela Martín, nos hizo llegar este texto valiosísimo sobre los aguafuertes, el cual no dudamos en dar a conocer para todos los amantes del arte de La Boca y de la obra del insigne maestro, junto con nuestro agradecimiento.

El grabado de Quinquela

 “He querido que el hombre común se reconozca en mi obra, que sienta que
su tarea también tiene grandeza, que aprenda a gozar de la belleza de la
luz, del color…”

 

Benito Quinquela Martín

 El lenguaje gráfico de un Maestro.

Si los cuadros de Quinquela Martín son parte viva de la iconografía argentina y materia de retrospectivas, ediciones y muestras, es interesante descubrir el valor que tienen sus grabados. Se tratan de piezas de gran fuerza expresiva, con vida propia independiente de sus telas; piezas muchas veces ignoradas por el público e incluso por los mismos especialistas.

En los años turbulentos y avasallantes de la primera mitad del siglo pasado, cuando las técnicas se pusieron al servicio de las artes, el grabado se presentó como un medio expresivo y accesible de los artistas para llegar al común de la gente con el mensaje de su arte. Superando las artesanales tiradas de épocas pasadas, por primera vez la civilización de la máquina ponía a disposición de las artes la oportunidad de multiplicar un trabajo y su impacto. Las artes gráficas habían dejado de ser una ciencia productora de incunables para convertirse en factor de popularidad y difusión del arte y los artistas. Nacían las industrias culturales. Quinquela,  pintor de su barrio y de su pueblo, se interiorizó en los distintos procesos de técnicas de reproducción, adaptando ese lenguaje como propio.

La elección de primeros planos, la lucha del hombre con elementos gigantescos, el amor, el peligro, el drama, la alegría, están retratados en  blanco y negro, en aguatintas producidas entre 1939 y 1948 y que llegaron al medio centenar.

En esos años, el lenguaje gráfico puesto a consideración de los géneros artísticos,   encontró en la escritura impresa, y en la resonancia de los signos, un singular desafío.

Así, el grabado ensayó nuevos modelos operativos, cuya atención obedeció más que al resultado artístico, al proceso que, como constituyente de un lenguaje, aparece de manifiesto de otro modo en la obra.

Así, el maestro Benito Quinquela Martín al ver trabajar en sus talleres al grupo de grabadores de “Artistas del Pueblo”, escogerá un modelo a seguir en las figuras de Fascio Hebecquer, José Arato. Abraham Vigo, Alfredo Bellocq, Agustín Riganelli,  interesándose por esos trabajos -individuales o grupales- que expresaban la realidad social de la época.

El grabado en todas sus expresiones aguafuerte, aguatinta, xilografía, litografía, serigrafía, punta seca, y las últimas experiencias gráficas no tradicionales, nos demuestra la notable popularidad de las artes gráficas, ya que se ha borrado la línea divisoria entre estas artes y la pintura propiamente dicha.

Esta disciplina en blanco y negro significa para muchos artistas una especie de monólogo. La gran jerarquía artística de las impresiones gráficas alcanzada a comienzos de este Siglo XX  ha logrado no sólo la popularidad, sino el interés y la predilección del público.

Mostrar el grabado de Benito Quinquela Martín como arte independiente que observa características específicas y autónomas con respecto a la pintura y otras manifestaciones plásticas es afirmar que el grabado ahonda el lenguaje plástico con fundamentos estéticos propios por su poder de comunicación.

El artista y su obra

Benito Quinquela Martín trabajó dentro de los lenguajes visuales en los campos del grabado, la cerámica, el mural, la pintura y el dibujo, que constituyen en su total producción plástica obra multidisciplinaria que revela el fin de su propósito expresivo, incluyendo su pensamiento estético.

Sus aguafuertes son obras de índole popular, que llevan en sí mismas un material de interés antropológico, cultural, y artístico. En ellas Quinquela irá describiendo a través de una especie de novela gráfica, una época, una tradición para la historia del arte argentino, convalidando la existencia de la cultura del trabajo y la revaloración de las obras de índole social realizadas por aquel “Grupo de Pueblo”.

Como es dicho, fue inspirado en estos artistas que Quinquela realiza sus grabados. Esta capacidad para los diferentes lenguajes visuales, en la figura de un verdadero filántropo, forjará los valores de un hombre que construyó un legado para la comunidad, una norma de conducta sobre la tarea portuaria en el Riachuelo.

La característica narrativa que el maestro otorga en la técnica de grabado profundiza el sentido de las escenas de la vida portuaria. La “grafía” evidencia, en una escritura personal, los sentimientos e ideas proyectados por el artista sobre la plancha de metal, permitiéndole definir su concepción personal del claroscuro.

La dimensión artística y humana de Benito Quinquela Martín ha forjado un mito en un barrio fundado por inmigrantes, constituyendo esta población un singular universo con sus casas de chapas y madera. Quinquela fue quien les incorporó el color con una paleta rabiosa que las caracteriza y hace reconocibles,  dispuestas alrededor de la Vuelta de Rocha. Este clima y ambiente creado en torno a su figura y la de otras entrañables personalidades que le acompañaron, como su maestro Alfredo Lazzari, y su mentor Pío Collivadino, fomentaron las manifestaciones culturales, atrayendo a numerosos artistas a ese barrio, formando así la destacada Escuela de La Boca, con sus instituciones representativas.

En el aguafuerte, la superficie de la plancha de cobre sobre la que se realiza el dibujo mediante un punzón grabando con el trazado de cada línea, se encuentra recubierta por una cera. Cuando la plancha es introducida en una solución de ácido nítrico, éste corroe solamente aquellos canales donde se ha quitado la cera protectora, dando lugar así a la impresión de diversas líneas sobre el papel. La construcción de las imágenes consiste en un conglomerado de trazos, fuertes y débiles, que acentúan y crean la imagen, -desarrollando luces y sombras, dando a la obra volumen a través de las distintas gamas de grises que surgen en la impresión.

Benito Quinquela Martín creará –dentro de la técnica del aguafuerte- más de sesenta obras que se han desarrollado sobre tres temas centrales de la vida cotidiana en el barrio: los dramas,  los mitos y los festejos. El hombre y su trabajo, el sacrificio de trabajo, las actividad portuaria y las ciudad, presente y futura, destaca la actividad industrial desarrollada en una ciudad futurista plagada de rascacielos. Siendo esta la novela gráfica de La Boca presente, pasado y futuro, agregando todos los condimentos de la vida en el barrio.

Lo sociológico, el retrato de época  y el pensar y sentir de las personas del barrio, están presentes con poderosa  fuerza estética, desde su subjetividad como parte de ese entorno y como artista, trasladando ese carácter a la plancha metálica, en claroscuros a veces amenazantes, otras esperanzados, que retratan una utopía nacional y la lucha de los hombres por lograrla. No había ni hay rascacielos o industrias gigantescas en La Boca.  Cada integrante de ese trabajo intenso, de esas historias anónimas, tienen en común el logro de ese objetivo. La línea de horizonte se ubica por encima de lo habitual en sus cuadros, elevando a esos obreros, sacándolos del anonimato, valorizándolos, yendo incluso más allá de su ámbito de trabajo, a sus festejos, a sus fogatas en la calle, a lo religioso, a la noche, a la mujer.

El conocimiento y cultura visual en torno al grabado provenía del estudio de las obras de los grandes maestros de esa disciplina: Goya, Piranesi, Rembrandt  y de otros artistas más cercanos a su tiempo, los que podían alimentar los deseos de Quinquela de hallar en el blanco y negro una visión distinta y complementaria de su obra pictórica.

El grabado hoy es considerado como un original, en un tiempo en que las industrias culturales son reconocidas mundialmente. De este modo se valoriza el arte del grabado en nuestros días.

El desarrollo de grabado artístico comienza por la necesidad de los artistas de divulgar sus obras a bajos costos, creando la definición de arte para todos.  En el caso de las obras de Quinquela, la producción de aguafuertes no ha sido numerada en la mayoría de las veces; algunas de ellas las intervino a posterior de la impresión; el retoque final efectuado con lápiz, carbonilla, barniz, o el coloreado de las mismas. Se trata, de este modo, de obras vivas.

En pasos sucesivos, y con diferentes operarios, se trabajaba el diseño original de la plancha o taco, hasta el término de la impresión de la misma, la revisión final estaba en manos del artista.

Algo que suma al discurso Quinqueliano, para tener una idea más completa y compleja en cuanto a comprensión, psicología y profundidad, que se suma al retrato vivo de sus grandes cuadros, redescubriendo y resignificando su obra.

 “Me parece que estoy metido en mis cuadros y amarrado a los muelles de la Boca, como los barcos que tantas veces descargué antes de trasladarlos a las telas pintadas, a mis decoraciones murales, a mis cerámicas, y grabados. Más amarrado aún que los barcos que vienen y van.”

                                                          Benito Quinquela Martín

 

Enlaces: Walter Santoro, ICA, Tel: 4-371-9800

» MISA MENSUAL EN HONOR AL APÓSTOL SANTIAGO EN LA BOCA»

El miércoles 25 de agosto a las 19 horas en la Parroquia Santuario Nta. Señora Madre de los Emigrantes, se celebrará la misa mensual en honor al Apóstol Santiago, organizada por la Comunidad Santiago Apóstol de La Boca.

Este mes a la celebración se sumará un grupo de gaiteros invitados. Luego de la misa, los fieles devotos compostelanos, se reunirán a los pies del apóstol sedente para pedir por intenciones particulares y para agradecer por las gracias recibidas.

Informes y Enlaces: Roberto Naone, 4-301-8787, CeltaBaires@Argentina.com

» EMOTIVA INAUGURACIÓN DE MANUEL CORDEIRO EN BETANZOS»

Con emotivas palabras de Alberto Portas se inauguró el sábado por la noche la segunada muestra del año de Manuel Cordeiro Monteagudo en el Centro Betanzos.

La misma está compuesta por trabajos de símbolos celtas, heráldica gallega, temas marineros de su Galicia natal y trabajos en donde se fusionan las culturas gallega y argentina  y presenta un esmerado trabajo de curaduría.

En la apertura, un diálogo abierto entre Portas y Cordeiro, el primero hizo un lúcido análisis de la crisis de las instituciones y de la colectividad, para dar paso a un hondo y personal mano a mano con Cordeiro , en el cual recordó su llegada a nuestro País y como a través de su trabajo se propuso difundir su cultura en nuestras tierras. Luego los asistentes participaron de un brindis de honor.

Para quienes deseen visitar la muestra, la misma estará abierta al público 2 semanas en Cto. Betanzos, Venezuela  1534, Tel: 4-381-1741

» GRAN CONVOCATORIA TUVO LA I JORNADA DE PATRIMONIO DE LA BOCA DEL RIACHUELO»

Con la asistencia de más de 200 personas se realizó en el Auditorio de la A.A del Museo Nacional de Bellas Artes, la I Jornada de Patrimonio de La Boca del Riachuelo. En la misma se trataron aspectos tan diversos como la historia del barrio, la crisis ambiental, el arte, las comunidades y el patrimonio.

Hubo momentos de intenso debate, especialmente en el tema ambiental en donde se cruzaron posiciones entre dos instituciones en un tema tan trascendente como el saneamiento de la cuenca matanza- riachuelo, mesa en la que participaron expertos con Javier Corcuera, Antonio Brailovsky, Alfredo Alberti y Mariana García Torres.

Clelia Tomarchio y Maricel Martino nos dieron una visión antropológica de Dock sud, que fuera sitio de astilleros y frogoríficos y lugar elegido de comunidades como la Caboverdiana.

Carlos Semino, amigo, poeta y coleccionista de arte, nos contó toda la historia de la escuela de arte de La Boca, desde sus inicios a hoy y nos brindó un recoorido por la vida y obra de los principales maestros  como Lázzari, Quinquela,Tiglio, Lacámera, Rosso entre otros. La nota emotiva la dió Rubén Rodriguez Ponziolo, quién con sus vivencias cautivó a un auditorio ávido de conocer más sobre la historia de la ribera.

El Dr. Santiago Besuschio, autor del último libro de «Aportes» del Ateneo Popular de La Boca, sobre el tema cuenca matanza riachuelo, formuló acertados comentarios osbre un tema no tratado en la mesa como el de prevenciónde enfermedades ambientales y a su vez entregó a los presentes, ejemplares de la publicación a quienes lo solicitaron.

Marcelo Weissel cerró este encuentro con la presentación de su tesis «Arqueología de La Boca del riachuelo, Puerto Urbano de Buenos Aires» en la que relató sus 15 años de experiencia en materia de trabajo de campo, con un detallado power point en el que mostró las distintas intervenciones arqueológicas realizadas y por su puesto el hallazgo del pescio mercante español que hoy se encuentra en Barrca Peña.

Nuestro agradecimiento a Carmen Balcarce por su invalorable ayuda para la realización de este evento.